jueves, septiembre 13, 2007

Fragmentos de la noche



Con su dulce voz aún rondando en mi cabeza, contemplando un cielo sin estrellas, inusitada despedida, de vuelta a casa. La noche fría, el regreso solitario. El río apenas sin caudal, descendiendo suavemente, continuamente observado por los árboles a su alrededor. Arbolitos que ya sabéis que os vais a quedar sin hojitas otra vez, acompasan a la brisa, con nostalgia un banco espera que alguien se venga a sentar. Las farolas iluminan una acera larga, recta, aproximadamente interminable. Casi como la carrera.. ¿que no? En una ventana asoman unas flores, casi marchitas. A ellas el verano también se les acaba. Duerme un gato sobre un muro y una desdichada cucaracha atraviesa la acera (puaj). Ciudad del carajo que me disgustas, no tengas bichos tan raros. Y menos que aparezcan yendo sola. A la izquierda del camino un descampado. Que tranquilo está todo. Me trae recuerdos antiurbanos. Hileras de casas bajitas anuncian la llegada. Una sonrisa, -¿Qué horas son estas?- -Terminé los examenes.-



¿Por qué me paro a verlo todo? Días de sensibilidad a flor de piel.




*** Buscar a mi angel verde y gris ***
** Contemplar mi estrella **
* Volver a casa *

4 comentarios:

Miguel dijo...

No dejes nunca de pararte a verlo todo. Es cuando descubres la verdadera belleza de la vida.

Yumy dijo...

Dios!! que bonito!! a veces lo mejor es observar el mundo lleno de vida que te rodea para darte cuenta de lo que tienes...
quizá lo más insignificante... cambie tu vida... no crees?
Besos!

Yumy dijo...

ojala tengas razón en muchas cosas!!!

Yumy dijo...

ojala tengas razón en muchas cosas!!!